USOS Y CUIDADOS

TODO LO QUE NECESITAS SABER SOBRE LAS COMPRESAS DE TELA

¿CÓMO SE USAN?

Lava tu compresa antes de usarla por primera vez para que absorba mejor la sangre, déjala secar al aire, nunca con la secadora.
Pon la compresa con la parte lisa hacia arriba, ésta es la parte que está en contacto con la piel y abraza tu ropa interior con la alas. Abrocha el corchete que mejor se adapte para que no se mueva.
Cuando te la quites, enjuágala con agua fría para eliminar el exceso de sangre y déjala en un barreño con agua fría durante unas horas.
Si no estás en casa, dóblala sobre sí misma y métela en una bolsita impermeable.

¿COMO SE LAVAN?

Las compresas pueden ser lavadas a mano o a máquina con agua fría y tú detergente o jabón habitual.

Una vez usadas las compresas se ponen en remojo para quitar el exceso de sangre y se frotan con una pastilla de jabón tradicional, luego se pueden poner directamente en la lavadora una vez quitado el exceso de sangre o si lo prefieres se pueden lavar a mano, siempre con agua fría.

Se dejan secar al aire libre, no poner en la secadora.

¿Y si gasto los Salvaslips para uso diario o para pérdidas leves de orina?

Es muy sencillo, lávalos directamente en la lavadora, no hace falta ponerlos en remojo. O cómo tengáis por costumbre lavar vuestra ropa interior.

¿COMO EVITAR LAS MANCHAS DE SANGRE?

Lo mejor es no dejar que la sangre seque durante mucho tiempo en la compresa, para ello haremos un "prelavado".

Consiste en retirar el exceso de sangre y  poner en remojo la compresa en un barreño con agua fría (nunca agua caliente), para una mayor eficacia frota la compresa con tú jabón habitual o con una pastilla de jabón tradicional, nosotras aconsejamos la pastilla de jabón de coco de Biobel.

Otro truco es poner en el cacito de la lavadora perboráto sódico junto con el detergente habitual.

¿QUE HACER CUANDO YA HAY MANCHAS DE SANGRE?

Para quitar las manchas de sangre hay varios trucos, si la mancha se resiste usar el jabón en pasta BELTRÁN y untar la mancha con él y seguidamente la lavamos en la lavadora; el jabón Beltran se recomienda para las manchas que no salen, probadlo, es mano de santo.

Otro de los trucos para quitar las manchas de sangre es usar agua oxigenada, aplícala y deja actuar un par de horas, luego se enjuaga y se deja secar al sol.